Pide información o una cita

Aborto de repetición.

Lying down and sad

El aborto de repetición se define como la pérdida de tres o más gestaciones consecutivas antes de la semana 20. Se debe individualizar cada caso y considerar la edad de la mujer, las circunstancias que rodean las pérdidas gestacionales tempranas, los antecedentes personales y familiares y la ansiedad de la pareja. Lo ideal es acudir con un especialista e iniciar el estudio tras dos abortos.

Los abortos no siempre son producto de una enfermedad o anomalía subyacente. Pueden representar una respuesta de la naturaleza que bloquea el desarrollo de un embrión anómalo. De hecho cuando se estudia el tejido del aborto se encuentra un alto porcentaje de anomalías cromosómicas.

La principal causa de aborto de repetición es de tipo genético. Ante un aborto de repetición cuya causa es genética se tiene como opción el esperar un nuevo embarazo espontáneo con posibilidad de diagnóstico prenatal, realizar estudios cromosómicos en los espermatozoides, efectuar diagnóstico genético preimplantacional (DGP) o recurrir a la donación de óvulos o esperma.

En la mujer se deben evaluar las anomalías anatómicas del útero, cariotipo, test inmunológicos, trombofilias y  estudios tiroideos. También otros  factores que están mostrando su relación con la implantación correcta o el aborto, tales como el nivel de vitamina D y la determinación de anomalías en factores necesarios para una correcta implantación, .

El estudio del varón debe incluir pruebas, estudios cromosómicos (cariotipo, FISH, test de fragmentación del ADN espermático), además del estudio básico de fertilidad.

 

No todo es físico.

 

El desgaste físico que conlleva la pérdida a raíz de un aborto o abortos recurrentes se ve acompañado, en la mayoría de los casos por diferentes manifestaciones emocionales como tristeza, rabia, sensación de vacío, síntomas fisiológicos como trastornos del sueño o del apetito, somatizaciones y otros síntomas como dificultad de concentrarse, problemas de memoria, desatención etc.

La pareja tiene que aprender a generar herramientas que le ayuden a disminuir el impacto emocional, por eso es indispensable el contar con el apoyo emocional de un profesional que maneje casos de duelo por aborto, será necesario trabajar en la percepción y exteriorización de ansiedad, depresión y pesimismo, apoyo de amigos y familia, sexualidad de la pareja.

Algunas acciones que se pueden poner en marcha para superar este duelo son:

  • No tener prisa
  • Pedir ayuda profesional si se considera que tendrá beneficios
  • Darse permiso para estar triste
  • Darse tiempo para recuperarse
  • Entender y aceptar los sentimientos y síntomas que pueden aparecer en esta etapa
  • Cuidar la alimentación el sueño y la salud en general especialmente estos días

 

Como se mencionó anteriormente, para evitar la situación de un nuevo aborto se puede recurrir a un diagnóstico genético preimplantacional o DGP, el cual detecta y previene la transmisión a la descendencia de enfermedades graves causadas por alteraciones genéticas y cromosómicas en los embriones, antes de su implantación.

El Diagnóstico Genético Preimplantacional permite analizar los preembriones en el laboratorio después de haber realizado la fecundación in vitro y antes de ser transferidos al útero materno. Mediante una biopsia se procede al análisis de esos preembriones, permitiendo diferenciar los sanos de los afectados y así el doctor puede transferir aquellos que van a dar como resultado un bebé completamente sano.

El conjunto de tratamiento médico adecuado, apoyo psicológico y la posibilidad de estudios cromosómicos, da esperanzas a aquellas parejas que han pasado por abortos de repetición y sueñan con ser padres.