Pide información o una cita

Cáncer de mama y embarazo

Preserva

Muchas mujeres pueden quedar embarazadas después del tratamiento para el cáncer de mama. Si una mujer que ha sido diagnosticada planifica tener hijos en el futuro, o simplemente quiere mantener esa opción, el mejor momento para hablar con el médico acerca de la fertilidad es antes de comenzar el tratamiento del cáncer.

¿Puede el cáncer de mama o su tratamiento afectar mi fertilidad?

Algunos tratamientos para el cáncer de seno pueden afectar a la fertilidad de una mujer. La quimioterapia puede dañar los ovarios, lo que a veces puede causar infertilidad inmediata o posterior. Aun así, muchas mujeres pueden quedar embarazadas después del tratamiento.

¿Podría el embarazo aumentar la probabilidad de que el cáncer reaparezca?

Muchos tipos de cáncer de seno son sensibles al estrógeno. Por lo tanto, hay una inquietud en cuanto a que los niveles hormonales elevados que surgen como resultado del embarazo podrían aumentar la probabilidad de que el cáncer regrese en una mujer que ha padecido cáncer de seno.
Sin embargo, los estudios han indicado que el embarazo no aumenta el riesgo de que el cáncer regrese después de recibir tratamiento que haya dado buenos resultados.
Tampoco existe evidencia de que amamantar después del tratamiento del cáncer de seno aumente el riesgo de recurrencia. De hecho, algunas investigaciones sugieren que tener antecedentes de lactancia materna podría reducir el riesgo de que el cáncer regrese.

Si quedo embarazada, ¿mi antecedente de cáncer de mama pondría a mi bebé en riesgo?

No existe prueba de que un historial de cáncer de seno en una mujer tenga algún efecto directo en su bebé. Los investigadores han sostenido que no hay un aumento en la tasa de defectos originados antes del nacimiento (congénitos) ni problemas de salud a largo plazo entre los niños que nacen de madres que padecieron cáncer de seno.

¿Puedo amamantar a mi bebé después del tratamiento del cáncer?

Si usted se sometió a cirugía del seno, a radiación, o a ambas, es posible que tenga problemas para amamantar con el seno afectado. Los estudios han reportado una reducción en la producción de leche en el seno afectado, así como cambios estructurales que pueden dificultar dar el pecho. Aun así, muchas mujeres pueden amamantar a sus bebés.

Preserve su fertilidad

Como dijimos al inicio de esta entrada, el mejor momento para hablar sobre fertilidad es antes de empezar el tratamiento contra el cáncer de mama. Una excelente opción para poder preservar su fertilidad es la Vitrificación de Ovocitos. Esta técnica permite conservar el mismo pronóstico que se tenía en el momento en que los óvulos fueron vitrificados.
En este caso el factor tiempo desempeña un papel relevante, para poder preservar los ovocitos y dar inicio al tratamiento contra el cáncer.